VIAJAR . PLACER O APRENDIZAJE. OCIO O CULTURA.


             Desde unas pocas décadas hasta ahora, viajar ha se trasformado radicalmente, y defino viajar como el hecho objetivo de visitar y conocer otros lugares. Ha pasado de estar reservada a personas de nivel medio alto, a convertirse en una actividad cotidiana y al alcance de una gran mayoría de personas. Y por este motivo esta activad se ha establecido como algo esencial en el vida de todos nosotros.
             Podemos decir por lo tanto y como punto de partida, que el hecho de desplazarse a otros lugares con el objetivo de conocer su sociedad, cultura y observar su arquitectura, se inició a finales del siglo XIX. Fueron Ingleses, Alemanes y franceses los que comenzaron a interesarse por otras civilizaciones y culturas, espoleados por relatos de aventureros, arqueólogos y viajeros románticos.

            Ese afán por descubrir nuevos parajes ha sido el inicio de una actividad que se ha ido generalizándose poco a poco, hasta convertirse, por la reducción de costes e internet, en una actividad globalizada, mezcla de entretenimiento, afán de aventura, método de aprendizaje y conocimiento de uno mismo.

Estatua del viajero. Astorga. León.

Viajero, según la Rae, es una “persona que viaja”, pero también especifica que es aquel que “relata un viaje”. Por lo tanto le da una especificad que el turista no tiene. Y ahí radica la diferencia.

Yo quiero hablar del viaje como viajero, no como turista. Y considero el viajero como el individuo que quiere experimentar la sensación de conocer la vida y la sociedad de los sitios que visita. Por lo tanto es un viaje de conocimiento y no tanto de relax.

Dejo para otra categoría el turismo playero, discotequero o de relax. Que es tan loable como el otro pero que no lo comparto. Eso es solamente cambiar de hábitat y experimentar unas pocas sensaciones que seguramente las tienes parecidas muy cerca de tu casa. Por eso, todos los que se desplazan al Caribe u otras playas tropicales no los considero viajeros propiamente dichos, aunque por el solo hecho de desplazarse a otros lugares ya tiene merito igualmente. Siempre sera una experiencia pero capada para mi opinión. Yo si quiero descansar o divertirme no me hago 2,000 Km por ejemplo,ni me gasto una pasta gansa, busco algo cercano o me quedo en mi casa.

Ser viajero a veces no es sencillo ni muchos menos cómodo. Normalmente tienes madrugar, patear, comer poco y a deshoras y sobre todo cansarte mucho. Aunque todo depende del dinero que tengas o te quieras gastar y el tiempo que dedicas a los viajes, porque a mas de ambas cosas, puedes permitirte el lujo de estar el doble de tiempo en cada lugar para poder ver todo sin la necesidad de ir corriendo a todos los sitios.

Yo me considero viajero en el más puro sentido de la expresión. Y aunque no nací viajero, si me fui haciendo poco a poco. Tuve la suerte que desde pequeño viví en sitios diversos, tanto en España como en el extranjero, y eso me permitió adquirir esa sensibilidad especial o curiosidad que todo viajero debe de tener para estar interesado en visitar sitios dispares.

Vivir o visitar sitios diversos, es como cambiar de ropa, No sabes apreciar los diferentes estilos hasta que lo haces. Nuevos colores, texturas, hechuras, todo es nuevo. Hasta que no lo experimentas no lo valoras. Así ves si te queda mejor un color u otro y aprendes a compaginar y a descubrir tu estilo de ropa. Si siempre vives en un sitio no tienes con que comparar y nunca sabes si es bueno o malo, si vale la pena o hay que desecharlo. Si debes de cambiar o estas bien donde estas. 

 Comparar es tener capacidad de decidir.

Por eso al viajar vas comparando y al hacerlo vas aprendiendo y tratas de mejorar incorporando todo aquello que te ha gustado del sitio que has visitado. Costumbres, comidas, actividades, utensilios etc. Viajar es abrir la mente a algo nuevo y diferente. A un mundo que está ahí esperando a ser descubierto por tu mente.

Siempre he pensado que el hecho de que una persona tenga el afán de viajar la sitúa en un nivel superior tanto de conocimiento como de enfoque en la vida. Seré un poco drástico, pero cuando conozco gente que no siente esa necesidad de viajar, me parecen personas pobres de espíritu, que no tienen interés por aprender ni en superarse.

Viajar por lo tanto lo interpreto como parte del proceso de cultura y de formación individual, y todo aquel que no siente esa necesidad esta negándose a si mismo a mejorar como persona. 

Viajar es como abrir una habitación que esta cerrada y dejar entrar el aire del exterior. Un aire que a veces es cálido y otras en cambio te provocara frió. Una nueva atmósfera que inundara tus pulmones y que nunca te va a dejar impasible.

No viajar es como no evolucionar, es dejar de crecer. No hay que olvidar que todas las grandes civilizaciones progresaron gracias a las rutas comerciales y solamente los pueblos que permanecieron aislados fueron engullidos por otros cuando entraron en contacto.

             Podemos nombrar múltiples razones por las que tenemos que viajar. Cada uno tendrá seguramente mas de una y la mayoría no sabrá el motivo concreto pero si sabe que tiene esa necesidad imperiosa de una o dos veces cada año hacer una escapada.

              Se que es demasiado simplista y hasta absurdo hacer una lista con esos motivos, pero como no se me ocurre algo mejor pero algo hay que hacer. Yo lo he querido poner como un listado a si cada uno se identificara con las suyas . Y si alguien no sabe porque debería empezar a viajar aquí encontrara varias razones para empezar a hacerlo

  1. Es la mejor manera de conocerse uno mismo.
  2. Aprende a encarar situaciones nuevas en lugares desconocidos.
  3. Conoces personas, costumbres, hábitos de vida.
  4. Valoras nuevas formas de pensamientos, otras maneras de encarar situaciones o problemas.
  5. Pruebas nuevas comidas, nuevos sabores en los lugares donde se crearon
  6. Tienes experiencias nuevas que difícilmente las tendrías en tu ciudad de origen.
  7. Practicas idiomas sobretodo en ingles. En cualquier país extranjero siempre habrá alguien que hable ingles. Y por desgracia para nosotros, es y será el idioma universal de la ciencia, de la economía y de los viajes .
  8. Te hace sentir vivo. El hecho de enfrentarte a situaciones desconocidas, provoca una liberación de endorfinas a nivel cerebral.
  9. Al conocer otros lugares conseguimos comparar nuestra forma de vida con el entorno donde nos encontramos,y por lo tanto valorar lo nuestro y hacernos reflexionar si tenemos que mejorar . La comparación es la base de la superación.
  10. Favorece nuestra capacidad de desenvolvimiento.
  11. Viajar ha sido desde siempre una forma de aprendizaje .Aprendes cultura, ves arte.
  12. Experimentas anécdotas que luego serán base de conversación de bodas y banquetes.
  13. Siempre podrás decir , que por cierto tiene su glamour , frases como : “ Esto me lo compre en...” “ Pues cuando estuve en ” “ Esto no ocurre en...”.
  14. Aunque suene un poco pedante sigue siendo un motivo de distinción y un hecho diferencial. Lógicamente ha ido perdiendo el status que tenia en otras décadas, pero creo que  el viajar sigue creando clase , aunque para ello los viajen tengan que realizarse cada vez a destinos mas lejos y mas exóticos.
  15. Viajar te estimula el intelecto, te espabila. hace desarrollarte
  16. Te alarga la existencia, porque los días que estas viajando parece que son mas y mas largos.
  17. Cuando viajas, cada jornada es nueva, diferente e irrepetible.
  18. La sensación que provoca la visión de un paisaje, un espacio,un monumento, quedara imperecedera para siempre en tu memoria.
  19. El poder apreciar in vivo todo aquello que has visto en fotos, vídeos o te han contado, no tiene parangon
  20. Muchas veces para apreciar lo que tienes en casa tienes que salir fuera y ver lo que allí hay .
  21. La vida esta llena de pequeños momentos y los viajes son capaces de crear muchos momentos en poco espacio de tiempo.
  22. Cada que regresas de un viaje nunca eres la misma persona que días antes salió.
  23. Viajar siempre ha sido una fuente de inspiración para músicos, escritores, pintores etc Si es capaz de provocar eso en los artistas algo positivo provocará en todos los que viajamos. 
  24. Mi hijo una vez dijo ( y eso que no le gusta mucho viajar, para mi desgracia) que viajar es un reto y tiene razón. Reto es enfrentarse a lo que uno desconoce y viajar es en parte eso mismo. Por eso es una fuente de motivación y superación personal.

Según la revista CondeNast Traveler nos expone una seria de razones por las que deberíamos enamorarnos de una persona que le encanta viajar, aquí unas cuantas


1. PORQUE NO LOS OIRÁS QUEJARSE POR TONTERÍAS. Viajar es adaptarse continuamente: a un nuevo país, a unas nuevas costumbres, a distintos horarios, a cambios de planes... La rutina ofrece unas comodidades insólitas para el viajero, y ellos lo saben. Si durante el Interrail no se quejaron por pasar la noche en estaciones de tren, no se van a volver locos porque no hayas cambiado las sábanas.
2. PORQUE NO SE ENZARZARÁN EN DISCUSIONES ESTÚPIDAS. ¿Para qué estar quince minutos discutiendo sobre por qué se cogió esta ruta y no otra si podríais estar ya andando hacia donde queréis llegar? El viajero experimentado no se enreda en minucias: su único afán es aprovechar el tiempo de la mejor manera posible.
3. PORQUE SIEMPRE TENDRÁ UNA HISTORIA FASCINANTE QUE CONTAR. Te hablará de aquella noche que se quedó sin gasolina en el Monte Atlas y tuvo que quedarse a dormir en un pueblo en ruinas, de la vez que en México le paró la policía para que le ayudasen a terminar una carretera, de cómo comía en el suelo en la casa de aquella familia india tan simpática con la que vivió en Inglaterra... Su anecdotario es infinito, ¡y muy divertido!
4. PORQUE SIEMPRE ESTARÁN DISPUESTOS PARA LA AVENTURA. Ya puede ser, como dijimos, pillar cerveza a las tres de la mañana, o incluso coger el coche un martes, conducir sin rumbo hasta la madrugada y faltar al trabajo al día siguiente. No tienen que ser grandes cosas: el verdadero viajero crea la aventura allá donde va.
5. PORQUE SABEN MUCHO DE MUCHOS TEMAS DISTINTOS. Si leer un libro es como hacer un viaje, hacer un viaje es como leer un montón de libros. Por eso, tu objeto de deseo albergará muchos datos (y quizá muy random) en su inquieto cerebrito: "¿Sabías que en Alemania se puede fumar en los bares?" "¿Y que en Islandia hace menos frío que en Nueva York?" Adorable. ¡Y fantástico para los Trivial de bar!
6. PORQUE VIAJAN TAMBIÉN CON LA MENTE. Y eso significa que les gustará la música, el cine, la lectura, el arte... ¿Entiendes ya por qué son tan entretenidos?
7. PORQUE NUNCA SE ABURREN. Estamos hablando de gente que ha pasado más de 12 horas en un avión para ir a la otra punta del globo y ha vuelto cuerda: ahora que está en tierra, ven el mundo como un parque temático de opciones infinitas.
8.  PORQUE NO TE NECESITARÁN PARA NADA. Estarán contigo porque quieren, no porque hayan construido su existencia en base a ti. Ellos, y ellas, han caminado a lo largo y ancho de este mundo, enfrentándose a sus miedos y a sus "no puedo" hasta aprender que lo único que necesitan en la vida son ganas. Y eso no lo pueden dejar en manos de nadie: sólo puede nacer en su interior.
9. PORQUE LO MIRARÁN TODO CON OJOS DE SORPRESA. Para estos interesantes seres, todo se asemeja al viaje, y sienten la misma fascinación por la nueva tienda de su barrio que por la calle más cool de Berlín. No decimos que les gusten igual: decimos que los (buenos) viajeros no pierden la capacidad de asombro en ningún momento, y eso les hace estar permanentemente ilusionados, en un ademán que recuerda un poco a los niños. ¿Y qué hay más encantador que un niño... que, además, se vale por sí mismo?
10. PORQUE SON UNA FUENTE INAGOTABLE DE PLANES. Como todo les asombra, querrán formar parte de cada mini-cosa que les llame la atención. ¿Un curso de serigrafía? ¡Adelante! ¿Una banda de música que sólo se dedica a improvisar? ¡Por qué no! ¿Un recorrido por el apasionante Museo Municipal? ¡Vamos!
11.  PORQUE SIEMPRE ENCONTRARÁN LA PALABRA EXACTA. Vamos a ver, estamos hablando de personas que han logrado entenderse por señas con un funcionario bielorruso. ¿Decirte exactamente por qué estaban enfadados anoche? ¡Pan comido!
12. PORQUE SON GENEROSOS... Un verdadero viajero recoge a esos dos muchachos que están haciendo auto-stop, se para el tiempo que haga falta a decirle al grupo de guiris dónde se comen los mejores churros de la ciudad, ayuda a otro huésped a evitar esa habitación en la que hay tanto ruido... (aunque él mismo esté a punto de perder el tren). Para el aventurero, sharing is caring, y cuando uno está fuera de casa, sabe que lo que realmente marca la diferencia son ese tipo de intercambios.
13. ...Y NADA MATERIALISTAS. Incluso el típico nómada de hotel de lujo sabe que las mejores experiencias no se pueden comprar: abrir los brazos y respirar profundamente en las alturas impresionantes, escuchar a mil personas aplaudir a la vez ante un espontáneo que canta, extasiarse descubriendo a animales de todos los colores en una excursión por África. Para viajar -te lo repetirán varias veces-, basta con echarle ganas
14. PORQUE SABEN MANEJARSE CON EL DINERO. Cuando con tus ahorros de trabajar dando clases a niños durante el verano te has propuesto recorrer media Europa en un mes, te conviertes automáticamente en el mejor economista de la historia. ¡Ríete tú de cuadrar la factura de la luz!
15. PORQUE SABRÁN SALIR AIROSOS DE CUALQUIER SITUACIÓN SOCIAL. Se han sentado a comer con una tribu africana: ir a almorzar con tus padres, sinceramente, no les da ningún apuro.
16. PORQUE NO TE JUZGARÁN GRATUITAMENTE. Un verdadero viajero ha visto tantas cosas que no se permitirá el lujo de juzgarte ni a ti, ni al resto del mundo, porque sí. Ha conocido muchas culturas, y a muchas personas: entiende que cada cual tiene sus creencias y sus formas de comportarse y, mientras tú seas respetuosos con las suyas, no habrá ningún problema.
17. PORQUE TENDRÁN UNA RECONFORTANTE CONFIANZA EN LA HUMANIDAD. Piensa en lo desagradable que es estar con alguien que desconfía, que prejuzga, que siempre tiene miedo de los demás. Ahora, dale la vuelta: así es tu viajero. Sabe que hasta en los lugares más pobres hay gente que te ofrece lo mejor de su casa, que los humanos, más allá de sus diferencias superficiales, son esencialmente los mismos. Que la gente, por lo general, es buena, y que el mundo es un lugar que debe ser celebrado.
18. PORQUE SIEMPRE ESTARÁN DISPUESTOS A PROBAR COSAS NUEVAS. No esperes que se nieguen a comer en ese nuevo restaurante etíope que han abierto (aunque hayan oído que toda la mesa come de un sólo plato común), ni a montar un huerto urbano aunque no tenga ni una planta en casa. Su palabra preferida cuando le proponen algo suele ser "sí", así que el que quiera entender, que entienda... (guiño, guiño).
19. PORQUE SIEMPRE ESTÁN ILUSIONADOS. La verdadera vida es el viaje, el resto del tiempo, la rutina, es solo la antesala necesaria del mismo. Ellos se la pasarán soñando con destinos que siempre quisieron conocer, aunque por el camino encontrarán otros nuevos, que investigarán hasta decidir si merecen una visita. Entonces, el problema será qué billete comprar, pero todo el proceso ha estado lleno de un entusiasmo que sólo puede compararse con una continua llegada de los Reyes Magos.
20. PORQUE SON HUMILDES. Han visto muchas cosas, sí, pero son lo suficientemente inteligentes como para saber que les faltan todavía más por ver, y admiran con fervor a los que ellos consideran "los verdaderos viajeros"
21. PORQUE SON "RARITOS". Pero "raritos" bien. De los que en tu cumpleaños nunca te regalarán una colonia, pero quizá sí una bufanda tejida a mano según la tradición peruana. De los que se paran cada día a hablar con el tipo que pide en el portal porque "ha tenido una vida muy intensa".
22. PORQUE TIENEN UNA CASA LLENA DE TESOROS. Una postal de la calle más cool de Portugal, una lámparita de Camboya, una lámina de Bratislava, un juego de mesa de Argelia, una botella con arena del salar de Bolivia... Quizá no posean grandes cosas, pero ten por seguro que su hogar no será como los demás: será mucho, mucho más interesante.
23. PORQUE SE CONOCEN A SÍ MISMOS. Viajar ofrece muchos momentos de soledad, requiere infinitas tomas de decisiones -a veces, con muy poco tiempo para elegir-, crea la necesidad de adaptarse a los imprevistos... Cada viaje tiene dentro una pequeña vida entera, y por eso, quienes viven pensando en su próximo destino, son mucho más maduros que la mayoría.
24. PORQUE TE SORPRENDERÁN. Quieren que tú sientas la misma emoción que ellos, así que te sorprenderán asiduamente, y no sólamente dejándote encima de la cama el libro que llevabas tanto tiempo buscando. Lo harán, sobre todo, con viajes, por pequeños que sean, y, como ya te hemos contado, conseguirán que te lo pases tan bien durante un fin de semana en la casa del pueblo como durante una semana descubriendo Armenia. 
25. PORQUE TE CONVERTIRÁN EN SU COMPAÑERO DE AVENTURAS. Y no hay nada más sexy que descubrir el mundo (y descubrirse mutuamente) con esa persona que hace que te suba la bilirrubina, así que prepárate para una explosión de feromonas que te dejará aturdido... y sí, perdidamente enamorado. ¡Te lo advertimos!






A continuación te compartimos 10 razones por las que viajar con tu pareja es una gran alternativa cuando se inicia una relación:


1. FORTALECE EL VÍNCULO
Los viajes en pareja ayudan a que la unión entre ambos sea más fuerte. Si es el primer viaje con tu pareja, después de hacerlo ya nada va a ser igual.


2. MEJORA LAS RELACIONES SEXUALES
En las vacaciones estamos relajados y todo fluye de una manera más espontánea y natural. El sexo no se quedará afuera de tu itinerario de viaje pues pasarán más tiempo juntos.


3. AYUDA AL DIÁLOGO
El viajar juntos permite tener momentos especiales para conversar durante largo tiempo. Pueden aprovechar los momentos en el avión, camino a algún tour o mientras están relajados en la playa.


4. LOS UNE MUCHO MÁS
Durante los viajes brotan las experiencias y vivencias de a dos. Disfrútalo, eso mejora mucho el vínculo con tu pareja y después contribuye a mejorar el día al día.


5. SIRVE PARA CONOCERSE MEJOR
Uno piensa que ya conoce todo de su pareja por los meses que llevan de relación pero eso no siempre es verdad. Durante el viaje tienes la oportunidad de descubrir cómo se comporta en su día a día y ver si eres capaz de soportar la convivencia.


6. HABLAR DE TEMAS QUE NO TIENEN TIEMPO NORMALMENTE
Las vacaciones generan momentos ideales para hablar del futuro, los planes y proyectos de pareja o que cada uno anhela alcanzar.


7. VIVIR EXPERIENCIAS QUE NUNCA OLVIDARÁN
Las vacaciones presentan situaciones nuevas donde las anécdotas nunca faltarán y los momentos compartidos no se olvidarán. Lo bueno es que al volver a la rutina lo recordarán y será como volver a estar de viaje.


8. BESARSE MÁS
Como estarán mucho tiempo juntos, es la oportunidad perfecta para besarse a cada momento o en horas que antes no podían por estar trabajando. Es por eso que los viajes son escenarios ideales para los besos, así que míralo a los ojos y aprovecha la oportunidad.


9. CONOCER CÓMO MANEJA SUS GASTOS
Si normalmente sabes si gasta o no en algún gusto en el día a día, ahora, estando 24 horas con él, sabrás si es un derrochador o sabe manejar sus finanzas.


10. LUNA DE MIEL TODOS LOS DÍAS
Los viajes en pareja son ideales para aprovechar los momentos para encender la llama del amor y reemplazar la rutina por cosas positivas y experiencias llenas de pasión.









6 comentarios:

Ramon dijo...

Una buena reflexion . comparto la mayoría de las indicaciones,

Horacio dijo...

Me ha gustado. muy original el post

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo

Aprende de toros dijo...

Para nosotros el punto más importante es el 8, el hacerte sentir vivo y conectado con el mundo, con las personas que te rodean.

Anónimo dijo...

De Cuedo, Javier. Todas son importantes. CSM

Antonio Bueno dijo...

Javier, mi reflexión, sin diferenciar ningún tipo de búsqueda de la felicidad, todas deberían de valer...seas turista, viajero, sedentario, ir de copas, jugar al gol...leer...Aunque yo muchísimas no las comparto, aunque mi obligación es respetarla, aunque me cueste entender.
Viajar, ¿que es viajar?...difícil respuesta, tantas como personas hay.
Cada uno debe de tener claro que es viajar para él, que persigue, sus objetivos, y su búsqueda de la felicidad y de sentirse bien.
Yo, tras viajar por el mundo durante muchos años, subir montañas, trepar por las paredes, mezclarme con culturas, religiones raras, extrañas, para nosotros inentendibles...se cuales son las palabras mágicas de VIAJAR:Libertad, aventura, conocer y aprender. Yo decido donde voy, donde duermo, donde como, con quien voy...y lo se, porque desde mi mente (y tras muchos años) se lo que quiero y me da igual ser viajero, turista, aventurero...porque yo considerándome VIAJERO, seguro que para el aldeano de una tribu de África soy un turista, él no distinguirá entre viajero, turista o aventurero, seré un extranjero que ha llegado a su aldea.
Un día en una entrevista en un periódico, al final me preguntaron:
Antonio, si tuvieras que recomendar un destino para viajar, cual dirías?
No supe contestar ¿por qué? es muy difícil, seguro que hay millones de sitios, pero cuantos lo comparten conmigo...
para entender esta reflexión ahí dejo la dirección de mi blog:
https://antonio-bueno-todosmisviajes.blogspot.com.es
Recibe un cordial saludo.